PREGUNTAS FRECUENTES

¿Tienes preguntas acerca de los productos Scott®? Tenemos las respuestas. Si no encuentras lo que buscas, comunícate con nosotros.

Scott® 1000

Scott® Tube-Free

Scott® Extra Soft

Scott® Towels

  • ¿ESTÁN ELABORADAS LAS SCOTT® TOWELS CON MATERIALES RECICLADOS?

    Scott® Towels están hechas de fibra 100 % virgen, con nuestra exclusiva mezcla sensible de fibra, contienen un 60 % de fibra reciclada. Los centros de cartón de todas las Scott® Towels utilizan papel 100 % reciclado.

    Volver arriba
  • ¿CUÁNDO SE INVENTARON LAS TOALLAS DE PAPEL?

    En 1907, Scott Paper presentó la toalla de papel SANITOWEL, la primera toalla de papel en América. La toalla Sanitowel fue diseñada para utilizarse en las escuelas de Filadelfia para promover una buena higiene en el aula.

    Volver arriba
  • ¿CUÁL ES EL CÓDIGO DE RECICLAJE PARA EL ENVOLTORIO?

    El envoltorio exterior tiene un código de reciclaje N.° 2.

    Volver arriba
  • ¿ES SEGURO USAR LAS SCOTT® TOWELS EN EL MICROONDAS?

    Scott® Towels están diseñadas para una amplia variedad de propósitos de secado y limpieza en el hogar. Sin embargo, si el producto se utiliza para cocinar en el microondas, te recomendamos tener siempre en cuenta las precauciones y seguir las instrucciones que aparecen en el manual del propietario del horno microondas. No seques hierbas, verduras o flores en toallas de papel en el horno microondas. Cualquier producto de papel puede quemarse durante el funcionamiento del microondas si las condiciones son las adecuadas.

    Volver arriba
  • ¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR INFORMACIÓN SOBRE SCOTT® SHOP TOWELS Y SCOTT® RAGS?

    Para obtener información sobre Scott® Shop Towels, Scott® Rags y otros productos suaves de Kimberly-Clark para mejoras del hogar y cuidado de automóviles, visita la sección Hazlo Tú Mismo.

    Volver arriba
  • DESCRIBE EL PROCESO DE FABRICACIÓN DE SCOTT® TOWELS.

    En las plantas de fabricación de toallas, se introducen fardos de pulpa en una máquina llamada "hidrapulpa", que se asemeja a una gigantesca licuadora eléctrica. La hidrapulpa separa con unas cuchillas giratorias gigantes las fibras individuales de la pulpa. A continuación, se agrega agua para formar una mezcla denominada "pasta".

    Luego, se añade agua adicional a la pasta para formar una mezcla diluida, que es más de 99 por ciento agua. Las fibras de celulosa en el agua se separan completamente en refinadoras antes de entrar en el proceso conocido como "formación". Durante el proceso de formación a alta velocidad, las fibras se moldean para formar una hoja en menos de una fracción de segundo.

    El siguiente proceso es el secado. Una correa de malla continua (parecido a una pantalla de la ventana) transporta la hoja desde la sección de formación a la sección de secado. En la sección de secado, la hoja pasa alrededor de un gran cilindro en forma de panal donde pasa aire caliente a través de las fibras para secar la hoja. En pocos segundos, la hoja recorre toda la longitud de la máquina de papel (que es del tamaño de un campo de fútbol) y se seca hasta ser 95 por ciento fibra y solo 5 por ciento agua. Luego, la hoja se enrolla en grandes cilindros, llamados "rollos padre", que puede ser de más de 50 000 pies de largo.

    En la etapa final del proceso de fabricación, conocido como "conversión", los rollos padre se convierten en Scott® Towels que los consumidores utilizan cada día en sus hogares. En la primera fase de la conversión, los grandes rollos se colocan en una máquina llamada "rebobinador", donde se enrollan en bobinas de diámetro más pequeño, llamadas "troncos". Estos troncos se perforan para crear hojas individuales y luego se cortan en longitudes apropiadas para crear rollos de toallas de papel individuales.

    Por último, los rollos de toallas de papel pasan por un proceso de empaquetado, donde se agrupan y se insertan en cajas para que puedan enviarse a las tiendas.

    Si bien la industria papelera utiliza una gran cantidad de agua en el proceso de fabricación, la mayoría de esa agua se recicla. El agua no reutilizada se trata para eliminar los contaminantes antes de la descarga. El control y la supervisión cuidadosas aseguran que el agua que sale de la planta cumpla o supere los estándares de calidad del agua.

    Durante el proceso de fabricación, Kimberly-Clark continuamente busca maneras de reducir la cantidad de los recursos naturales y la energía que se utiliza por unidad de producción. Cada una de las plantas de la empresa en Estados Unidos tiene programas de conservación de energía y recibe apoyo y asesoramiento técnico del personal de energía de la empresa. Kimberly-Clark, además, está comprometida con la reducción de los residuos que van al vertedero. Cada planta se esfuerza por reducir y reciclar los desperdicios. Algunas plantas han eliminado prácticamente todos los desperdicios que iban a los vertederos.

    Volver arriba

Scott® Flushable Wipes

¿BUSCAS AHORRAR EN LOS PRODUCTOS SCOTT®? MIRA LOS CUPONES DE LA MARCA SCOTT®.